Day 4: face the music part 1

Day 4: face the music part 1

 

Day 4: Face the music, part 1

 

 

 

You’re useless. Mom would be better off without you, everybody will. If you weren’t born then mom and dad had have got apart earlier and be happier now. No one needs you. You are a horrible person…, why don’t just get lost?

And the list is long. Yeah, my mind can be pretty bitch sometimes.  

 

Today’s post is in Spanish, which is weird due to the topic here but well…, is called face the music for some reason.

 

Hoy quiero hablarles en español, después de todo se supone que esto es bilingüe, ¿no? Raro, temas como estos prefiero enfrentarlos en otro idioma, hacerlo en mi lengua natal lo hace muy real. Pero, si he de hacer cambios es necesario aceptar ciertas verdades universales. Ojo, aquel secreto que mencioné en el post anterior no va incluido —no del todo, un alien debe saber cuando spill the guts—.

 

Mi mente puede ser muy traicionera, digo ¿Todas lo son, no? Todos tenemos una lucha dentro de nosotros que consigue mantenernos despiertos o hace que se nos pierda la mirada en el horizonte; todos estamos un poco roto a fin de cuentas y vaya que cuesta mantener el desastre en orden, en lo profundo donde nadie pueda ver how damaged we are —les dije que esta vaina es bilingüe, sorry—. Los seres humanos son tan increíbles que consiguen levantarse cada mañana e ir por la calle sonrientes a pesar de no tener ganas, ayudan a otro sin importar lo mierda que se sientan —les dije que me gusta decir esa palabra—, aquellos valientes son los que se merecen el mundo, son los Divergentes de Veronica Roth en la vida real porque, folks, uno de los actos más grande de valentía es brindar amor con un corazón deteriorado —ya luego mencionaremos los demás—.

 

Es el siglo de Miss Depresión, y no es que sea un término nuevo pero hay que concederle el valor que ha ganado los últimos veinte años multiplicándose como conejo. Algunos lo ven como algo poético, otros como la plaga que es mientras que los que estamos atrapados en ella solo deseamos un respiro, vivimos por los días en paz y tememos esos en lo que la querida amiga Depre se instala a sus anchas en nuestro interior, se hace amiga de nuestra mente y juntas planean una trama más elaborada que las famosas telenovelas de Televisa.

 

Me gustaría decirles el secreto para vencer los pensamientos que amenazan con derrumbarlos, Dios sabe que lo anhelo para mi  misma pero no es el caso. Es una fórmula que aún no consigo. Lo que sí puedo decirte es que existen esos famosos días mejores de los que todos hablan, creerás que no porque bueno,  es muy sencillo clamar por ellos cuando no estás siendo consumido por la tristeza, pero de una chica desastre a ustedes quienes sean y donde estén, mejora, opto creer que l vida mejora porque de lo contrario estaría condenandome a mandatos de terceros y eso de someterse no se me da muy bien.

 

Es muy sencillo, give in —acabo de olvidar como decir eso en español; soy patética— ante el dolor. Es que sentarse en un rincón a llorar libera una carga que no sabes que llevabas contigo hasta que cae de tus hombros…, o crees que ha caído. No quiero ceder —así es como se dice, duh— ante el dolor, estoy cansada de hacerle espacio.

 

Hay una canción de los Jonas Brothers —old school everybody— que sigue gustandome incluso diez años después, se llama Underdog y permítanme decirles que para la yo de catorce años, las letras de esa canción decían todo en lo que quería creer. Justo ahora la estoy escuchando una vez más y vuelvo a sentir lo mismo de hace una década atrás. Es cuando me doy cuenta que no muchas cosas han cambiado, ocurre lo mismo al escuchar Blackbird y Turn Right, esa sensación de regresar en el tiempo, ese dolor añejo que se ha acomodado en el interior con los años y alimentan el de por sí desarrollado ego que tiene mi mente y su habilidad para hacerme sentir miserable—stop, acordamos que algunos secretos deben permanecer ocultos por ahora. Veo lo que tratan de hacer.

 

Eres tu peor enemigo pero, a la vez, la única persona que puede salvarte. Bien puede Harry Styles o Meliodas el pecado de la ira y signo del dragón aparecer en el mundo real y no ser capaces de sanarte porque eso, mi querido humano, es tu responsabilidad y de nadie más. “Sé feliz” es la solución mágica flota en el aire, como si a nadie se le ha ocurrido antes, sin embargo, es posible. No sencillo. Ignorate, no hagas caso a la voz en tu cabeza que cree lo que el mundo ha querido vender, las opiniones que no deben importarte y convierte ese bitchy place en tu lugar feliz, uno que ni siquiera tú seas capaz de profanar.

 

Hoy he decidido ser feliz, sin embargo no es equivalente a algun hechizo capaz de erradicar los días malos que estén por venir. Tan solo significa que me aseguraré de estar  lista para darle cara a la tristeza y hacerle saber que no permitiré que me derrumbe de nuevo. ¿Tú qué estás esperando?

 

Get out of that blanket. Time to face the music.

 

PS.

Has someone seen how much 5SOS grew up?! Jesus, when did it happen??!!

 

Aloha there! The name is Angel and the where is the beautiful Caribbean. Another girl in this world dreaming to be an author, can't help it but is just that I truly believe a good story can reach hearts and make a strong statement. Still a college student, trying to making a way through Social Communication and writing. Superhero lover and a big fan of tea and fries mixed with ice cream because why not. Here you I'll be posting my journey through Screenwriting and daily struggles, hopefully, it can help you too; I hope it does.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top